Patronales de ocio y espectáculos catalanes han pronosticado pérdidas de 65 millones de euros en el sector. Dadas las restricciones decretadas para esta Nochevieja han alertado que el 69 % de los locales están al borde de la quiebra.
En un comunicado, la Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos España de Noche y el Gremio de Empresarios de Discotecas de Barcelona y Provincia han lamentado que la industria se haya visto “injustamente sacrificada por la amenaza de la tercera ola durante la Navidad” y han reclamado un “plan con nuevas medidas” para reactivar el sector a partir de la primavera del 2021, tras diez meses sin ningun tipo de actividad.

Ver noticia completa en LA VANGUARDIA